Estadística creativa para bibliotecarios soñadores

 

Como cada año el informe de la Federación del Gremio de Editores sobre la lectura en nuestro país ha sido noticia. Una vez más los porcentajes estadísticos que proporciona han dando pie a titulares y análisis que van camino de convertirse en toda una tradición, algo así como las crónicas que cada 22 de diciembre se emiten sobre los ganadores de la lotería (pero a la inversa, donde allí hay alegría, aquí siempre hay decepción). Pero ya sabemos por los políticos que a las estadísticas se las hace decir lo que uno quiere; así que no vamos a darle más vueltas al asunto, bastante se ha hablado ya. Es preferible fijarse, cual manual de autoayuda, en historias ejemplarizantes que nos eviten cualquier asomo de abatimiento bibliotecario.

 

 

La magia de los números en esta calculadora japonesa de 1962.

Porque seamos sinceros, ¿qué bibliotecario en un momento de debilidad, o mejor, de duda: no ha pensado en dejarse llevar por la creatividad al rellenar los formularios de Alzira del Ministerio?, ¿quién ante el insondable misterio de toparse con que el número de ejemplares difiere según la búsqueda en el programa se haga de una forma u otra: no ha optado por quedarse con la cifra que mejor le cuadra con el resto?

Que tire el primer tejuelo aquel o aquella (y lo sentimos pero esto no es lenguaje inclusivo, es simplemente un redoble de tambor para dar más peso a lo que sigue): que no ha tirado por lo alto o por lo bajo en: número de usuarios-actividades-ejemplares-servicios… cuando le ha interesado para engatusar al político de turno, o dar lustre en los medios a su biblioteca.

Por eso empatizamos en el delito con el responsable de la Biblioteca del Condado de East Lake (Florida), George Dore, y su auxiliar de biblioteca, Scott Amey. Porque en Infobibliotecas nada de lo bibliotecario no es ajeno.

 

Se acerca uno de los momentos del año “favoritos” para muchos bibliotecarios: hacer las estadísticas y rellenar el formulario de Alzira del Ministerio.

 

Chuck Finley, así se llamaba el usuario tan, tan asiduo de la Biblioteca de East Lake que él solo se había prestado un total de 2361 libros en poco más de nueve meses. Si Agatha Christie leía unos 200 libros anuales, Theodore Roosevelt uno al día, y la bibliotecaria Harriet Klausner unos 6 al día (“Si un libro no me interesa cuando llego a la página 50, dejo de leerlo” arguyó para defenderse de los incrédulos) según relataba un artículo de BBC Mundo: Finley debería figurar en alguna categoría del Libro Guinness. La única pega es que el tal Finley nunca ha existido, al menos físicamente como usuario de la Biblioteca de East Lake. Pero todos sus datos, incluido su nutrido historial de préstamos, constaban en la base de datos de la biblioteca hasta hace bien poco.

En la red de bibliotecas del Condado de Lake, se distribuyen los fondos atendiendo a la demanda; de tal modo, que si pasado un determinado periodo algún título no alcanza los préstamos necesarios se retira de la circulación. Un criterio salomónico que no distingue entre best seller del momento y clásicos literarios.

 

En El invisible Harvey (1950) James Stewart interpreta a un hombre encantador, siempre dispuesto a ayudar a los demás. Su única peculiaridad es que siempre va a acompañado de un conejo gigante que sólo él es capaz de ver. Su familia decide ingresarlo en un psiquiátrico. 

 

El Chuck Finley real, estrella del béisbol desde 1986 a 2002. 

Tanto para George Dore, como responsable de la citada biblioteca, como para su auxiliar Scott: este expurgo implacablemente estadístico les suponía un suplicio. Y cual doctores Frankenstein decidieron crear al usuario de biblioteca ideal. Un voraz lector cuya compulsión permitía salvar a muchas de las obras en las que nadie reparaba. Que su nombre, Chuck Finley, coincidiera con el de un jugador de béisbol jubilado que durante 17 años desarrolló su carrera en la liga mayor: fue algo completamente accidental (o no).

Pero este celo bibliotecario desmedido no ha servido de atenuante para el despido del bibliotecario. La investigación que ha originado, como tanto gusta decir a determinados políticos: puso en marcha la máquina del fango y salpicó a toda la red. Dore arguyó en su defensa que otras bibliotecas de la red también tenían carnés institucionales o “dummies” (tontos) para “salir favorecidas” en las estadísticas. Toda una intriga bibliotecaria que en manos de un guionista talentoso podría convertirse en película hollywoodense.

 

Theodosia Burr Goodman reinventada como la fascinante Theda Bara.

 

Theda Bara como Cleopatra

Y también en el este de los Estados Unidos, pero en 1914: Theodosia Burr Goodman dejó atrás su ciudad natal para inventarse una identidad, o mejor dicho, para dejar que se la inventasen. Pese a que ya había cumplido los 30, una edad peligrosa para una aspirante a estrella: un estudio de la meca del cine la reinventó para fascinar al público.

De repente, Theodosia pasó a llamarse Theda Bara, dejó de ser la hija de un comerciante judío de Cincinnati para ser la hija de una concubina egipcia y de un artista francés, nacida en el Sáhara, y sacerdotisa de oscuros rituales del Oriente.

Ella fue la primera vamp, la primera estrella prefabricada, la mujer fatal que venía a distraer las mentes de las macabras estadísticas de bajas en el frente que llegaban de un mundo sumido en la Primera Guerra Mundial. Con biografías tan encantadoras, ¿a quién le importaba la verdad?

Theda evoca un tiempo de cartón piedra, de mentiras inocentes que se hacen verdades aceptadas con las que poder fantasear. Eran tiempos convulsos, como el nuestro, pero Theda hoy sólo sería una sex symbol en países pobres, aquí en el primer mundo, su exuberancia carnosa sería un insulto. La capacidad de fabulación nos ha adelgazado, casi tanto como las modelos de pasarela. Y mientras tanto, los egos engordan y engordan con las grasas saturadas de las redes sociales.

 

El lugar de los hechos: la humilde biblioteca de East Lake.

 

Ante este panorama, ¿quién puede reprocharle a George y Scott que hayan ideado al usuario de biblioteca perfecto? Cuidado que nadie nos vaya a acusar de incitar al “maquillaje estadístico”. Simplemente es que en un mundo en el que triunfa la posverdad (aquí mismo acuñamos la posverdad bibliotecaria hace poco), en una época en que el fingimiento ha alcanzado el paroxismo, entre tanta mentira dañina: algo de inocencia, o al menos de ilusión (por aquello de no bajar la guardia) se está haciendo tan necesaria como una conexión wifi.

Por eso, desde aquí eximimos de toda culpa a esos dos pícaros estadísticos, a estos fabuladores que hicieron que los índices de lectura de su modesta biblioteca llegasen a la cuarta base gracias a Chuck. Todos necesitamos soñar, lo está dejando claro el éxito arrollador de una película como La, la, land (La ciudad de las estrellas): un musical que remite a ese Hollywood ingenuo y feliz que arrancaba con Theda. En definitiva, lo que han hecho George y Scott, no ha sido otra cosa que ponerle algo de música a las frías y asépticas estadísticas de bibliotecas.

 

La, la, land (La ciudad de los sueños) arrasando entre crítica y público por ofrecer una historia romántica y sencilla en medio de una época cínica.

 

En el último número de la revista Infobibliotecas, Mariate Alonso le ha puesto música a este invierno reuniendo algunas de las canciones que se han dedicado al mundo de las bibliotecas; y nuestro compañero Héctor Fouce (que tan excelentes maridajes crea, en cada número, entre libros, música o películas) las ha seleccionado en una lista de reproducción de Spotify que se puede disfrutar pinchando aquí. Es lo propio, concluir con música la crónica de un fraude que resulta de lo más cándido visto el panorama.

Si La, la, Land ha llegado de Hollywood para mitigar las oscuras nubes que se ciernen sobre el 2017: hace dos años el grupo Verkeren insuflaba alegría en vena con su tema Laberinto. Pura inocencia y optimismo naíf para unas coreografías bibliotecarias, tal vez menos cool que las de Ryan Gosling y Emma Stone, pero más asequibles para bibliotecarios soñadores.

 

Carta navideña de biblioteca

Muchas veces trabajar en bibliotecas requiere de la fe de un niño en los Reyes Magos o Papá Noel. Puede que el Droide BB-8 de Star Wars con Force Band no esté bajo el árbol navideño el próximo 6 de enero, pero eso no le quitará las ganas de seguir jugando. Algo similar sucede con los sufridos bibliotecarios, puede que este año tampoco haya presupuesto para las nuevas estanterías de la sección infantil: pero eso no hará que dejen de imaginar mejoras.

 

Infobibliotecas es una revista que forma parte de ARCE (Asociación de Revistas Culturales de España)

 

Hay que ser absolutamente moderno que decía el poeta, y en Infobibliotecas te lo queremos poner fácil con una revista para la biblioteca del siglo XXI. Puede que no trabajes en la Biblioteca Pública de Nueva York, pero eso no quita para que te sientas en el centro del universo bibliotecario. Por eso lanzamos una promoción para que nos tengan en mente a la hora de las suscripciones del 2017:

 

  • si te suscribes para este 2017 obtendrás un 17% de descuento (50€ por suscripción anual) + 2 números gratis de la revista

 

Porque vivimos lo digital sin renunciar al placer del papel: incluye a Infobibliotecas entre los deseos para tu biblioteca en el próximo año.

 

Más información en: Quien habla de bibliotecas, termina hablando de todo

 

Quien habla de bibliotecas termina hablando de todo

En el delicioso cortometraje ganador del Goya en 1993, El columpio, dos desconocidos (interpretados por Coque Malla y Ariadna Gil) esperan en una estación de metro cerca de la medianoche. La tensión sexual entre ambos va in crescendo mientras oímos sus pensamientos a través de sus voces en off.

 

b-eso

 

En un momento dado, el chico, intentando cargarse de valor para entrarle a la chica se repite mentalmente:

“autoconfianza, esa es la clave […] Yo puedo estar muy seguro de mí mismo, pero ellas ¿cómo lo notan? ¿será una cuestión de electricidad? si fuera así esa tía estaría achicharrándose”

 

Pues bien, en Infobibliotecas vamos cargados de autoconfianza respecto a nuestra revista: pero sus potenciales lectores ¿cómo lo notan? Si fuera una cuestión de electricidad estarían todos achicharrándose. Por eso antes de seguir hablando vaya por delante el siguiente vídeo. Una vez visto podremos continuar:

 

 

Si tanto hablamos de la reinvención de la biblioteca, si tan pendientes estamos de los nuevos tiempos y de lo que nos depararán: una revista como Infobibliotecas es el escaparate perfecto en el que recrearse en ese desfile continuo de ideas. Por diseño (nadie que haya tenido en sus manos un ejemplar podrá negárnoslo) y por contenido.

Quizás no cuestionemos el orden establecido de manera tan airada como lo hacían los cachorros de la Nouvelle Vague en Cahiers du cinéma; ni seamos tan iconoclastas como la Rolling Stone en los 60; ni resultemos tan excitantes como Marilyn Monroe desnuda sobre terciopelo rojo en la mítica portada de Playboy (aunque nadie pueda negarnos nuestra cuota de sex appeal). Pero es que no lo necesitamos. Infobibliotecas ha nacido en el siglo XXI: es nativa digital, se publica en papel y habla del futuro de las bibliotecas. Con esas credenciales ¿quién necesita de alharacas para lucir personalidad propia? 

 

dddd

 

Siempre queremos lo que no tenemos, añoramos lo que ni siquiera hemos vivido, por eso los nativos digitales sueñan con leer en papel, como los androides soñaban con ovejas eléctricas. No es una boutade, lo dicen las últimas encuestas sobre el papel versus digital. El éxito de publicaciones como Jot Down dejan claro que la experiencia de la lectura reflexiva cada vez se refugia más en las revistas en papel, sin renunciar a lo digital. Lo inmediato, lo instantáneo, la última hora tienen su mejor caldo de cultivo en las pantallas; pero una vez engullida tanta información la mejor manera de reposarla y digerirla sigue siendo el papel.

Debe ser que estamos mal hechos, pero mientras nos sigan fabricando de carne y hueso anhelamos algo de ritual, de fetiche, de lo físico. Pero sea en el medio que sea, seguiremos necesitando medios independientes, libres, que nos ofrezcan un relato transversal de lo que está pasando alrededor nuestro. Huyamos de los lugares comunes, salgamos de nuestras áreas de confort (pese a lo confortables que son muchas bibliotecas), arriesguemos. Porque en ello nos va la supervivencia.

 

frikisoy

 

Por eso Infobibliotecas es ante todo una revista cultural integrada en ARCE (Asociación de Revistas Culturales de España): porque quien habla de bibliotecas termina hablando de todo. Porque todo les concierne. El fomento de la lectura está caduco, lo que la biblioteca del siglo XXI debe aspirar es a fomentar la cultura, en toda la extensión del concepto. Sin límites, sobre todo mentales.Y para eso te necesitamos.

 

infopractica

 

No queremos que nadie se quede como Coque Malla en el andén (atención spoiler): viendo pasar lo que más deseaba. No queremos que nadie pierda el último tren. Con Infobibliotecas queremos implicarte en nuestra visión de lo que deben ser las bibliotecas y la cultura en estos tiempos revueltos; y que tú nos impliques a nosotros en la tuya. Llévanos a tu biblioteca, suscríbete, ayúdanos. Síguenos en digital: prometemos darte muchas sorpresas en papel.

 

frikiindice

Festivales, relax y mundos bibliotecarios, en el nuevo número de Infobibliotecas

Festivales de teatro clásico, de fotografía, de jazz, de rock en cualquiera de sus modalidades, de gastronomía, de literatura… En verano cierran, lamentablemente, muchas bibliotecas pero la cultura está en la calle y se celebra. A estas fiestas-festivales dedica el tema principal el último número de la revista Infobibliotecas que estará empezando a llegar a vuestras manos. Aquí os adelantamos algunos de los contenidos.

REvistaPortada13Para hacernos una idea del fenómeno festivales, empezamos con algunas cifras: solo en Cataluña se celebran 360 festivales de música cada año, casi uno por día, con 1,5 millones de espectadores que dejan 300 millones de euros. Con el éxito de los festivales culturales se ha demostrado algo: que la cultura popular puede ser una herramienta de atracción turística de primer nivel, y ya sabemos cómo se anhela desde las administraciones públicas de este país cualquier palanca que pueda hacer llegar visitantes y hablar de forma casi inmediata del dinero que tales visitas han dejado en la ciudad. Lo de que sea cultural, en sí, perece secundario. Lo que importa es el lado crematístico de la historia.

Haciendo un inciso aparte del tema que aborda la revista, esto nos recuerda, en el fondo, a las partidas dedicadas a la cultura en los recién presentados Presupuestos Generales del Estado, con las bibliotecas un año más relegadas a cifras ridículas porque parece ser que ni son Marca España ni los responables políticos son capaces de ver el impacto social, económico y cultural que tienen. En este artículo publicado en Voz Populi lo explica muy bien Karina Sainz Borgo.

Volviendo a lo que nos cuenta la revista, podréis leer cómo están colaborando las bibliotecas en algunos festivales importantes, como el Hay Festival o PhotoEspaña, y podréis degustar un interesantísimo análisis del profesor Héctor Fouce sobre los festivales como casi una representación perfecta de la cultura de hoy, cultura como experiencia social, casi como lo era en las plazas medievales solo que ahora, además, se comparte en las redes antes y después. Por último, y sobre el tema central, seleccionan para nosotros los mejores festivales por temas, y nos guían sobre cómo sobrevivir a ellos.

Relax bibliotecario

RelaxbibliotecarioY hablando de sobrevivir, en otro de los reportajes de la revista, esta que escribe este blog os habla de cómo salir indemnes de todo un año de trabajo, es decir, cómo llegar a las semanas previas a las vacaciones con algo más que el último aliento. La profesión de bibliotecario, digan lo que digan los clichés, es estresante, y así lo demuestran algunos estudios de los que os hablamos. Eso de la multitarea, la monotonía, las dificultades del trato con el público, el espacio físico de trabajo, la falta de participación en la toma de decisiones, la necesidad de justificar tu profesión… hay muchos factores que generan ansiedad, pero también muchas formas de sobrevivir a ella.

En la mano de cada uno de nosotros están herramientas como la práctica de técnicas de relajación o el mindfulness, que aunque parezca ahora nada más que una moda, tiene mucho potencial para ayudarnos. Pero también hablamos de formas de organizar el trabajo y las relaciones laborales que ayudan a que todos trabajemos más y seamos más felices haciéndolo.

Entrevistas

Alicia Sellés, presidenta del Col·legi Oficial de Bibliotecaris i Documentalistes de la Comunitat Valenciana (COBDCV) y recién elegida vocal del consejo ejecutivo de EBLIDA, nos cuenta mucho sobre lo que quieren hacer esta institución que da voz a las bibliotecas en Europa, en cuestiones como el acceso a la lectura digital, la propiedad intelectual y el fortalecimiento de las asociaciones, una de las cuestiones en las que más trabaja desde hace tiempo. Y nos plantea un reto: desarrollar el “liderazgo profesional” de bibliotecarios y documentalistas en áreas en las que hasta ahora no están presentes pero en las que tienen mucho que aportar como las relacionadas con la transparencia -tan en el discurso político y mediático en estos tiempos, aunque sea en versión descafeinada-, y el sector educativo, para10.

EscuelasPiasTambién hablamos con Íñigo Tejera sobre la impresionante Biblioteca de las Escuelas Pías, situadas en el -antes castizo, ahora multicultural, según los cronistas-, barrio de Lavapiés, de Madrid, una biblioteca con truculenta historia como pocas. Conversamos también con Andreu Jaume, traductor y editor de Clásicos de la editorial Penguin Classics, que acaba de lanzar colección en castellano.

portada_PatriciaLunaCon la periodista Isabel García-Zarza y la directora de la revista Infobibliotecas, Silvia Oviaño, nos acercamos a una estupenda lectura de verano, “Quién es Patricia Luna“, una novela escrita a cuatro manos por estas dos estupendas mujeres que cuestiona, con mucho humor y mucha acción, el modelo de conducta femenina que nos presentan alguna que otra trilogía erótica para mujeres. Dicen en esta entrevista, clarividentes, que este “mal llamado porno para mamás parece estar escrito por un contubernio conservador“. Amén.

Y para llenarnos de palabra e ideas hermosas, el escritor Manuel Rivas nos habla de los cambios sociales que han empezado a surgir desde la calle, de que la Transición no es el fin de la historia, de cómo los humanos, como los animales, “huimos de los sitios llenos de malas hierbas, de los malvados sitios tristes en busca de lugares mejores”. Nos habla de la conexión de los libros con la naturaleza y recuerda que éstos son “la entrada a una cámara secreta”. De las bibliotecas habla como lugares en movimiento, como talleres, como “un buen lugar para estar frente a tantos no lugares de nuestras ciudades”.

En nuestros refugios en forma de bibliotecas hay muchas puertas a otros mundos. De muchos de ellos seguiremos hablando en éste y otros números de Infobibliotecas. ¡Os esperamos!

(Si aún no recibís la revista, podéis subscribiros llamando al 908 090 806 o escribiéndonos a info@infobibliotecas.com)

Presente y futuro de las bibliotecas escolares, en el nuevo número de Infobibliotecas

Ya está saliendo de imprenta y empieza a llegar a las manos de muchos de vosotros el último número de la Revista Infobibliotecas, 84 páginas llenas de información sobre bibliotecas y cultura con dos novedades muy sugerentes y un tema central que nos gusta especialmente: el estado en el que se encuentran las bibliotecas escolares en España. Y nos gusta porque estas “hermanas pobres” del sistema bibliotecario están en la primera línea de fuego por lo que se refiere al fomento de la lectura y el desarrollo de las competencias necesarias para sobrevivir en la era de la información. Por eso merecen toda nuestra atención desde la revista.

Revista_N11Son, o deberían ser, pilares fundamentales en el sistema educativo, pero algo falla, como nos hace ver el reportaje central de la revista, cuando nadie se plantea escoger un centro escolar porque su biblioteca sea buena. La revolución que están viviendo en las últimas décadas las bibliotecas públicas no ha llegado a las escolares, aunque algo se ha avanzado. En el reportaje podréis leer datos sobre lo que dio de sí el programa de ayudas impulsado por el Ministerio de Educación entre 2005 y 2011, información que podréis ampliar con el balance realizado por la Fundación Germán Sánchez Ruipérez en el informe “Bibliotecas Escolares en España. Dinámicas 2005-2011. El programa se canceló dicen que por la crisis, pero como cuenta la revista, parece ser que el Ministerio ya trabaja en una nueva edición. Estamos expectantes.

También podréis leer las reflexiones de los expertos sobre hacia dónde tienen que ir las bibliotecas escolares para aprovechar todo su potencial, que es mucho. Adelantamos algunas de sus conclusiones: es esencial un fuerte compromiso de los docentes y del resto de la comunidad educativa, familias incluidas, y también es imprescindible que estas bibliotecas tengan apoyo económico sostenido para contar con personal específico que las atienda y dinamice.

Una guía imprescindible para los centros escolares que quieran que su biblioteca se convierta en el corazón del proyecto educativo es el Marco de Referencia para las Bibliotecas Escolares publicado en 2011 por el Ministerio de Educación  También pueden serles de utilidad las experiencias de las que habla la revista: las que están llevando a cabo en Extremadura, la de la biblioteca de la escuela del pequeño municipio de Ballobar (Huesca) y la de las bibliotecas escolares gallegas. Respecto a estas últimas, su responsable, Cristina Novoa, revela en la entrevista a Infobiblitecas un rato muy motivador: desde que se inició el programa gallego para el refuerzo de esas bibliotecas, los escolares de aquella comunidad autónoma han subido diez puntos en la clasificación PISA en lo que se refiere a comprensión lectora.

Novedades

Además del repaso a algunos eventos importantes y recientes como la Feria Internacional del Libro de Guadalajara y el trepidante VII Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas -con un amplio reportaje sobre sus debates y conclusiones-, este número trae dos nuevas secciones: una en la que se estrena colaboración del equipo del programa de TVE Página 2, que cada número compartirá con los lectores de Infobibliotecas la entrevista con un escritor; y otra denominada ”Talentos en órbita” que nos acercará de la mano de Patricia Portela, artífice del diseño y maquetación de la revista, a esos artistas que viven en el extrarradio del sistema.

El “talento en órbita” (qué bueno el nombre) que inaugura esta nueva sección es Sandra de Miguel, artista plástica e ilustradora, a cuyo trabajo podéis acercaros visitando su web balasdeajo.es. La primera entrevista de Página 2, por su parte, es a la novelista francesa Katherine Pancol, autora de la saga de “Los ojos amarillos de los cocodrilos”, una de las más vendidas en nuestro país, y que ha publicado recientemente la trilogía “Muchachas” (La Esfera de los Libros), que aborda el gravísimo problema de la violencia contra las mujeres.

BalasdeajoHan aprovechado, además, para entrevistar a Óscar López, director de Página 2, que habla de cómo funciona este programa que ya ha entrado en su octava temporada, y nos deja algunas anécdotas jugosas, como cuál ha sido el escritor más difícil de entrevistar. ¿Os lo revelamos? Vale, fue Michel Houellebecq. Seguro que no os sorprende.

Óscar López se une al club de los “ratones de biblioteca”y reflexiona en la entrevista sobre por qué cree él que se lee tan poco en España y sobre el papel que juegan las bibliotecas. Y dice algo que nos ha encantado: que si de algo podemos sentirnos orgullosos es de la red de bibliotecas que hay en el país. ¡Bravo!

Esperamos que todo esto y el resto de secciones (Martos y su biblioteca con encanto, los maridajes de Héctor Fouce, etc.) os gusten. Y si aún no recibís la revista, podéis llamar al 986 090 806 o escribir a info@infobibliotecas.com y reservar vuestro número. ¡Que lo disfrutéis!

(Si queréis más información sobre bibliotecas escolares, pinchad aquí para ver otras entradas dedicadas a ellas en este blog)

Cuestión de género

portada 8 portada 8Nuestro próximo número de la revista, el 8, ni más ni menos, nos ha quedado muy, muy femenino. Aprovechando la proximidad del pasado día de la Mujer Trabajadora, el 8 de marzo, hemos querido hablar de bibliotecarias, y hemos constatado que aún son una muy amplia mayoría en el universo biblio. Y a juzgar por las cifras de las escuelas de Biblioteconomía y Documentación, aún tardaremos décadas en lograr una igualdad (si es que se llega) de hombres y mujeres en el ámbito bibliotecario. Algunos de los entrevistados al respecto, como Arantza Urquía, Responsable de Bibliotecas de Donostia Kultura, nos hablan del escaso prestigio social de la profesión de bibliotecario como razón por la que las mujeres son mayoría. Al hilo del tema sobre mujeres, contamos con el Centro de Interés de la periodista cultural Paula Corroto, quien nos hace una magnífica selección de libros y blogs con los que entender lo que parece ser una labor compleja; ser mujer hoy.

anasantos

Ana Santos Aramburo, directora de la BNE

Y para ilustrar el tema, hemos entrevistado a algunas mujeres relevantes en el mundo del libro. Y tenemos una larga entrevista con Ana Santos Aramburo, directora de la Biblioteca Nacional de España y a Blanca Rosa Roca, fundadora y directora de Roca Editorial. Y por primera vez, nuestro ratón de biblioteca es una mujer, Ajo, micropoetisa de macroventas que nos regala algunos de sus minipoemas. Curiosamente, además de hablarnos de lo que supone ser mujer en su entorno profesional, las tres nos hablan de internet y de sus efectos en el mundo en el que se mueven, de una forma franca y abierta Para Aramburo, los lectores y visitantes digitales de la biblioteca online están supliendo con creces la pérdida de las visitas en sala; en los últimos cinco años han perdido un 10% de lectores presenciales,que se han descargado más de 14 millones de documentos digitales. Para Blanca Rosa Roca, internet es a la vez amenaza y oportunidad. Asegura haber perdido mucho con la piratería– un verdadero cáncer, dice– pero las redes también han favorecido nuevas ventas, nuevas formas de edición y sobre todo, nuevas formas de relación entre los escritores y los lectores.  Y para Ajo, internet le ofrece una herramienta mágica y poderosa para poner en práctica sus poemas; Twitter. Cuando no puedes escribir más que 140 caracteres, te salen micropoemas lo quieres o no.

Nuestra biblioteca con encanto de este número es la preciosa Sant Josep de Ontinyent. Y También hemos viajado a un pequeño pueblo de Guadalajara, Campilllo de Ranas, con cuya biblioteca inauguramos una nueva sección, Pequeñas Grandes Bibliotecas, sobre aquellos centros olvidados, que funcionan con muy poco apoyo institucional y se mantienen gracias al trabajo y las donaciones de voluntarios. imagesEn nuestros maridajes, volamos a La Habana, de la mano de Tania Valera y a través de la Trilogía Sucia de La Habana y la película Buena Vista Social Club. Una buena recomendación, como también lo es la selección de lecturas, películas y música, que hace la Biblioteca de Móstoles en este número. Os recordamos que estamos a punto de comenzar las vacaciones de Semana Santa y que un buen libro sigue siendo uno de los mejores planes para días de ocio. Y precisamente por eso, para que nos de tiempo a coger aire, leer mucho y dejar la mente en blanco algunos ratos al día, no volveremos a vernos por este blog hasta el proximo 21 de abril. Felices lecturas de pascua.

 

 

La revista Infobibliotecas crece… y te necesita

Portada_N5Es joven y ambiciosa, cosmopolita y cultureta. No hablamos de la Moderna de Pueblo que protagoniza los cómics “Soy de pueblo” y “Los capullos no regalan flores”. Tampoco nos referimos a “la mujer de hoy” de la que hablan en los programas de corazón finos cuando se refieren a las mujeres que vestirán la próxima colección de moda primavera verano. Hablamos de la revista Infobibliotecas, que muchos de vosotros recibís, que habéis visto crecer desde su lanzamiento en julio de 2012, en contenidos y también en su mirada caleidoscópica sobre las bibliotecas y otras instituciones, experiencias y expresiones culturales.

La aventura que emprendimos hace año y medio nos está dando muchas satisfacciones y, a juzgar por las cartas que recibimos, también vosotros, bibliotecarios, estáis disfrutando de los contenidos y del continente. Nacimos con el objetivo de defender la necesidad de las bibliotecas públicas como difusoras de una cultura universal, como agentes dinamizadores de esa cultura. y en ese empeño seguimos. La intención es generar un debate enriquecedor sobre su funcionamiento y adentrarnos en los caminos por los que discurrirá el futuro de las bibliotecas, como servicio público que garantiza el acceso de los ciudadanos al conocimiento y la cultura. Y por lo que nos vais contando en nuestro twitter, algo de esto se está logrando. ¡Gracias!

Para todo ello, te necesitamos

UncleSam_att_DonkeyHoteyY para que esto siga siendo así, para seguir creciendo en 2014 y hacer que este proyecto perdure y sea sostenible en el tiempo, os necesitamos. Hasta ahora, alrededor de 3.000 bibliotecas de nuestro país y 400 centros de Latinoamérica y Estados Unidos han recibido gratuitamente ejemplares de la revista. Para el próximo número pasaremos a un sistema de subscripciones anual que nos ayudará a cubrir al menos una parte del coste de producción de la revista. ¡Y lo hacemos con oferta, cómo no!

El precio de lanzamiento de las subscripciones es de 50 euros anuales, lo que incluye un descuento del 17% sobre el precio habitual de la revista. A cambio te enviaremos a tu biblioteca o a tu domicilio, trimestralmente un nuevo número de Infobibliotecas, con contenidos frescos, sugerentes, movilizadores. Es a lo que nos comprometemos: a mantener la calidad de esta revista cultural, y a hacerla crecer con vuestra ayuda.

Cómo puedes subscribirte

Es fácil. Podéis poneros en contacto con nosotros, por tierra, mar o aire,

  • llamando al 986 090 806
  • enviándonos un correo electrónico a info@infobibliotecas.com,
  • o escribiéndonos a esta dirección: Avda. De la Florida, 42, entresuelo. 36210 Vigo (España)

O bien, si tenéis a mano el último ejemplar de la revista, el nº 6, en él encontraréis un formulario para rellenar que nos podéis enviar por correo.

Y como no pensamos parar de crecer y explorar nuevas posibilidades para la revista, estaremos siempre pendientes de que los subscriptores tengáis acceso preferente a las iniciativas que iremos lanzando y de las que os informaremos puntualmente. ¡Para que no os falte de nada!

Os esperamos.

(La imagen del Tío Sam es gentileza de DonkeyHotey y tiene licencia Creative Commons sujeta solo a reconocimiento).

¡Nos vemos en la FIL!

FIL2012Como ya ocurrió el año pasado, la revista Infobibliotecas ha viajado a Guadalajara (México) a la Feria Internacional del Libro (FIL), el encuentro literario y editorial más importante del mundo de habla hispana. Podréis encontrar nuestra publicación en el stand de la Arce (Asociación de Revistas Culturales de España). Y si os apetece venir a conocer más de cerca a parte del equipo de la revista, podréis encontraros con Celso Figueroa, editor de Infobibliotecas, hoy miércoles 4 de diciembre a las 10.30 h, hora local.

Lo que somos

En la sociedad de la información, la biblioteca de nuestros días aspira no solo a prestar libros, discos y películas, sino también a convertirse en nodo concentrador de información y en generador de una cultura en la que se impone la fusión de disciplinas, la mezcla de formatos y la transgresión de los géneros y las fronteras clásicos. Editada en papel y en formato digital, Infobibliotecas es la primera revista enfocada a la información sobre los centros de lectura, con una mirada transversal hacia toda manifestación cultural que tiene cabida en ellas: literatura, música, arte, cine, teatro, etc.

Dirigida a profesionales y usuarios, y elaborada por un equipo de periodistas expertos en información de la cultura, Infobibliotecas nace con el objetivo de defender la necesidad de las bibliotecas públicas como difusoras de una cultura universal, así como de generar un debate enriquecedor sobre su futuro.

Como muchos sabéis, Infobibliotecas es una revista joven que acaba de cumplir año y medio, pero en este corto espacio de tiempo ha crecido considerablemente en todos los aspectos; tenemos más lectores, más subscriptores, más publicidad, mayor relevancia en el ámbito cultural y en el entorno bibliotecario y ¡hasta más páginas! No queremos dejar de crecer, así que nuestros ojos están puestos también en Lationamérica, una región en la que las bibliotecas tienen un papel fundamental en el desarrollo, la cohesión y la conquista de un acceso a la cultura, la información y la formación igual para todos. Nos gustaría compartir experiencias, conocer y dar a conocer estos avances. Infobibliotecas es la revista de las bibliotecas públicas y queremos dar voz también a los centros de lectura en los países de habla hispana.

Ven a conocernos, será un placer presentarnos. El stand de ARCE, en el que nos encontrarás. está situado en el Pabellón Internacional, ii6. Os esperamos hoy miércoles 4 de diciembre a las 10.30 horas. ¡Será un gusto saludarnos!

La “marca biblioteca” y mucho más, en el nuevo número de la revista Infobibliotecas

nº06_revista baja-portada_TWNos cuenta Silvia Oviaño, la responsable de nuestra revista Infobibliotecas, que lleva un tiempo oyendo hablar mucho de “la marca España”, sin tener muy claro lo que significa (si alguien lo sabe y nos lo explica también a nosotros, le invitamos a una “relaxing cup of café con leche” donde quiera, sin pasarse con los lujos). Y dice que, en una de estas, también le dio por pensar si existe “la marca biblioteca”, y si vale algo.

Y parece que sí, que además de ser uno de los servicios más valorados por la ciudadanía, también lo es para patrocinadores y mecenas de la cultura, que ven toda una ventaja lo de asociarse con instituciones muy cercanas a las personas y apreciadas como pocas. Al menos es lo que está pasando (con los patrocinadores) en muchos países de nuestro entorno, y lo que empieza a pasar en el nuestro. Por eso, “la marca biblioteca” se ha convertido en el tema central del nuevo número de la revista, recién salida del horno, y que muchos habréis recibido ya en vuestra biblioteca. Aquí os hacemos un breve repaso de los contenidos, que vienen tan vibrantes que estamos empezando a acostumbrarnos bien, pero que muy bien…

Como decimos, el tema principal gira en torno a cómo las bibliotecas pueden empezar a diversificar sus fuentes de financiación, en medio de la crisis y los recortes, para incluir el patrocinio y el mecenazgo aprovechando que se preparan a nivel estatal y autonómico cambios legislativos en la materia, y que la “marca biblioteca” puede ser un activo muy atractivo para que las empresas -como parte de sus políticas de responsabilidad social– inviertan tiempo y/o dinero en colaborar en su sostenimiento.

El reportaje habla de las iniciativas legales en marcha, de los ejemplos de otros países que nos llevan la delantera al respecto, de ventajas, obstáculos y retos, y de algunos ejemplos muy interesantes, como el de la Biblioteca Central de Castelldefels, que solo entre enero y junio de este año ha organizado cerca de 500 actividades, el 88% de ellas patrocinadas, con una participación de 14.500 personas. Como complemento, la revista ofrece nueve consejos básicos para vender tu marca como biblioteca.

La antigua Casa de Fieras

CasafierasY hablando de ejemplos, en la sección “Bibliotecas con encanto”, este número nos acerca a la Eugenio Trías de Madrid, situada en pleno Parque del Retiro, en la antigua Casa de Fieras (si supiera cómo hacerlo y tuviera tiempo, incluiría aquí como efecto sonoro un rugido de león, que creo que quedaría muy bien). Esta flamante biblioteca ha nacido ya con una marca tan potente, que se incluye en los circuitos culturales por Madrid que organizan las agencias de viaje. Hay entrevista con su directora, Estela Gonzalo Muñoz, que dice que no se conforma con esto, sino que quiere que su centro se convierta en un lugar abierto y dinámico, con apoyo del tejido vecinal.

La gente de la revista también entrevista a la jefa de Gonzalo, Mª Luisa Cuenca, directora general de Archivos y Bibliotecas del Ayuntamiento de Madrid, que habla de los planes a largo plazo que están elaborando para las bibliotecas de la capital, y también de los más inmediatos, sin perder de vista la sostenibilidad (¿patrocinios?). Y nos deja mucho más tranquilos cuando afirma que para el Ayuntamiento, las biblios no son solo un servicio básico, como exige la ley, “sino también estratégico”, por lo que, gobierno y FMI mediante, se intentará seguir invirtiendo en nuevos centros y en mejoras para los ya existentes.

El trío de entrevistadas se completa con Blanca Calvo, durante décadas el alma de la Biblioteca de Guadalajara, una de las más respetadas del país, pionera en la creación de clubes de lectura y que cuenta con 40.000 socios, o lo que es lo mismo, la mitad de la población de la ciudad (¿Cómo te quedas?). Recién jubilada, Calvo regala este precioso titular: “La biblioteca es una patria”.

Mucha fotografía y mucho pop

Este número seis ha hecho también una buena parada en el mundo de la fotografía, tanto en la amateur con el Concurso de Fotolectura convocado por el Movimiento de Bibliotecas Rurales de la Comunidad de Madrid, como en la fotografía profesional: un artículo sobre la destrucción en París del archivo de Daniel Mordzinski, el “fotógrafo de los escritores”, que guardaba retratos originales, ahora irrecuperables de Borges, Cortázar y Cela, entre muchos otros; y una entrevista a Miguel Trillo, fotógrafo y “ratón de biblioteca”, que acaba de inaugurar en el ECCO de Cádiz “La estirpe de la calle”, primera retrospectiva de su obra, todo un repaso a más de tres décadas de trabajo fotografiando tribus urbanas por el mundo, desde los tiempos de la Movida madrileña hasta las tribus actuales más iconoclastas de Tokio o Shangai. Además, para saber más sobre tribus urbanas, el profesor Héctor Fouce nos ofrece una estupenda guía bibliográfica sobre el tema.

Y conectando unas cosas con otras ( o al menos intentándolo), acabo en la sección Maridajes, una de mis favoritas, que viene más pop que nunca con un repaso, cortesía del también profesor Juan Pecourt, a la novela de Nick Hornby “Juliet, desnuda”, pasando por “Alta fidelidad”, del mismo autor, llevada al cine por Stephen Frears, y por una banda de culto, Joy Division. La cosa va de fanáticos del pop, sección alternativos y malditos. Aquí un vídeo de Joy Division con Ian Curtis, trágico líder de la banda, en estado puro. Si estás en la biblio tendrás que escuchar con cascos.

Y hasta aquí nuestro resumen-aperitivo para aquellos a los que aún no les haya llegado la revista, que estará al caer. ¡Qué la disfrutéis! (Y si no os llega aún,  podéis subscribiros escribiendo a info@infobibliotecas.com o llamándonos al +(34) 986 090 806).